fbpx

Del Sueño al Recuerdo: Hakeem Olajuwon y Etonic

TEXTO: DJATMIKO WALUYO

 

El calzado deportivo en la década de los 80 era un juego con cancha abierta, donde chicos y grandes entraban bajo su propio riesgo. Las marcas experimentaban con nuevos formatos de publicidad, creando alianzas con atletas profesionales, y proponiendo diseños nuevos para deportes en específicos. En 1984, entraba una de las generaciones más condecoradas del Draft de la NBA. Nombres como Michael Jordan, Charles Barkley, John Stockton y Sam Perkins fueron seleccionados ese año. Entre estos estaba un atlético centro que había llevado a la Universidad de Houston a dos campeonatos consecutivos de la NCAA, cargando una historia única en la que obligaba a reclutadores mantener los ojos bien abiertos hacia el continente africano en búsqueda de una joya nueva. Hakeem Olajuwon, en ese entonces escrito Akeem, terminaría siendo nombrado por los Rockets de Houston con la primera selección del Draft de ese año. Poco después, Olajuwon firmaba con la marca Etonic para lanzar un calzado especial: Akeem The Dream.

 

Imagen vía Etonic

 

Etonic en ese entonces trabajaba principalmente líneas de calzado para correr y practicar golf. Establecida en 1876 y conocida como “la primera empresa estadounidense de calzado”, Etonic manufacturó botas y calzado para las tropas estadounidenses durante la Primera Guerra Mundial, manufacturó el primer calzado especializado para golf, lo cual les generó una buena reputación desde la década de los 40, y con la creciente popularidad de la industria del fitness en los 70, le entró al juego, y comenzó a producir calzado deportivo.

 

Etonic firmaría a Olajuwon para explorar el mercado del baloncesto con una NBA que estaba en plena renovación de su reptuación, y que por su parte, estaba aprovechando nuevas figuras mediáticas como “Magic” Johnson y Larry Bird. La generación de 1984 en particular prometía futuras estrellas del deporte, así que el riesgo valía la pena. Los Akeem The Dream terminarían formando parte de los grandes clásicos del basquetbol. Representaba además el poder de una marca pequeña jugando en la cancha de los grandes.

 

Olajuwon cumplía con las expectativas sobre la duela, y se desarrollaría en uno de los centros más dominantes de la historia. La mancuerna que haría con Etonic, sin embargo, no duraría mucho, pero Hakeem seguiría trabajando con marcas pequeñas a lo largo de su carrera. En sus dos campeonatos con los Rockets en 1994 y 1995, Olajuwon jugaría con tenis L.A. Gear y Spalding, respectivamente. La decisión era consciente, dándole la vuelta a las grandes marcas y los costos elevados de sus productos que incluso provocaban incidentes de violencia como el asesinato del adolescente Jawaad Jabbar quien intentó de asaltar a un hombre no identificado en el 2014 por unos tenis Air Jordan y terminó baleado él.

 

En 1995, ya en la cima de la NBA y en su mejor memento deportivo, Olajuwon declaró: “¿Cómo va a poder una madre trabajadora de bajos recursos con tres hijos comprar unos Nike o Reebok que cuestan 120 dólares? No puede. Así que los niños roban estos tenis de las tiendas o de otros niños. A veces asesinan por tener un par”.

 

Proveniente de Nigeria, donde los problemas enfrentados son de otro tipo de realidad en comparación a los que se enfrentan en los Estados Unidos, Olajuwon tenía una consciencia diferente. El trabajar con marcas pequeñas que producían tenis mucho más accesibles en una época en la que las marcas aprovechaban la industria millonaria de calzado, accesorios y ropa deportiva era muestra de la consciencia que cargaba Olajuwon. El tenis realmente recordado de Olajuwon, sin embargo, es el de Etonic.

 

Imagen vía Pop Zeus

 

La apuesta fue grandiosa. Etonic produjo uno de los diseños clásicos de calzado de basquetbol ochentero, con protección sobre los tobillos a través de un acolchonado grueso, luciendo cortes toscos, una suela primordialmente plana, y con los tonos de rojo, blanco y amarillo de los Rockets. El modelo también tuvo otros patrones de color como la versión con blanco, azul y verde, pero era el diseño con tintes de rojo que se hizo más reconocido.

 

La combinación de una marca como Etonic, bastante ajena al basquetbol, con Hakeem Olajuwon, que en su tiempo englobaba un misterio atlético proveniente de un continente que también, en términos generales, era ajeno al basquetbol, es una joya por sí misma. Pero la grandiosidad de todo esto además nos regaló una canción de rap titulada The Unbeatable Dream (El Sueño Invencible), producida por Etonic, escrita e interpretada por Hurt ‘Em Bad, y lanzada en vinil en 1987. La voz de Olajuwon se puede escuchar en momentos esporádicos cuando lanza un “unbeatable” (invencible) de vez en cuando.

 

 

Al final, Etonic no duró mucho en el basquetbol, pero con el auge de la industria de los tenis en los últimos años, Etonic y Olajuwon anunciaron una nueva alianza en 2014, en el aniversario 30 del Draft de 1984. La marca se le acercó a D’Wayne Edwards, quien famosamente desarrolló la marca Jordan, para crear la nueva alianza que incluía una línea completa de diferentes modelos originarios de los 70 y 80.

 

Recomendadas:

La Pareja Perfecta: Kawhi Leonard y New Balance

Aniversario 30: Air Jordan IV Regresa

El Niño: Roberto Pelayo (Video)

 

COMPARTE ESTA NOTA