fbpx

Drake + Raptors

 

TEXTO: SUSAN KELLY

 

Hace más de diez años en el Teatro de Conciertos Phoenix en centro Toronto, fui a un concierto de Mos Def con un grupo de amigos. Abriendo para Mos Def, uno de los artistas de hip-hop más respetados en las últimas dos décadas, se presentó a quien la mayoría de los canadienses conocíamos como “Jimmy” del programa de televisión Degrassi: The Next Generation, una serie de drama adolescente que se transmitió del 2001 al 2005. El personaje de “Jimmy” era la estrella de basquetbol de la escuela que había quedado inválido por un tiroteo; y de repente estaba esa noche arriba del escenario, notablemente nervioso y presentándose para hacer un freestyle. Algo por el estilo de: “¡Qué hay Toronto, yo soy Drake voy a hacer un freestyle!”. No le fue muy bien, o mejor dicho, falló miserablemente en su intento. Se trabó, se interrumpió a sí mismo y empezó de nuevo, pero debo de decir algo sobre la cultura del hip-hop en Toronto: es enorme. Los hip-hop heads, o bien, la comunidad muy entrada al hip-hop ya estaban del otro lado, abucheando, y nada iba a pasar para cambiar la postura en ese momento. Por supuesto que no sería la última vez que escucharíamos de Drake en Toronto o en el mundo entero. Si hay algo que exige el éxito es persistencia, constancia y trabajo duro. Mucho de los individuos más ricos, talentosos y exitosos en general han enfrentado el fracaso múltiples veces, intentando nuevamente, ejerciendo pasión, paciencia y persistencia hacia los sueños. Drake, claramente, ha hecho eso y hoy en día es una de las figuras más reconocidas y exitosas de hip-hop a nivel global. Un par de años después de ese concierto, Drake estaba firmando un contrato con la disquera Young Money de Lil Wayne. El resto ha sido historia. Además de su carrera musical, para una gran parte de Canadá, Drake se convirtió en un tesoro cultural digno de representación.

 

Imagen vía Raptors

 

El orgullo de Drake por Canadá, y en especial Toronto, la ciudad en la que nació y creció, ha ido de la mano por el afecto que le tiene a los Raptors de Toronto. Convertido en Embajador Global del equipo, su pasión por los Raptors ha sido más evidente que nunca a lo largo de esta postemporada de la NBA. La ciudad y el país está cargada de energía con una emoción intensa. Han sido más de 20 años desde la aparición de la franquicia y ahora comienza una nueva etapa, pasando por primera vez a las Finales de la NBA. Y si hay algo que representa el increíble entusiasmo que estamos sintiendo los torontianos (si es que se dice así) y canadienses a lo largo de estas últimas semanas es Drake. El comportamiento de Drake a ras de cancha han sido entretenidas, describiéndolo con discreción, pero en momentos también ha sido duramente criticado.

 

La sensación de hip-hop y el rostro popular de Toronto ha tenido un sinnúmero de despliegues sobre la cancha durante varios juegos de postemporada, como el acto del avioncito dirigido a la estrella de los 76ers, Joel Embiid, masajes gratis para entrenador de los Raptors Nick Nurse, o cruzando un poco la línea con burlas y provocaciones hacia Giannis Antetokounmpo durante su tiro libre fallido en el partido número cuatro de las Finales de Conferencia. En general, ha sido un gran bulto de locuras intensas.

 

Drake en el Juego 3 ante Bucks:

 


 

Los fans de Toronto parecen gustar de esto. Es un entusiasmo que representa a muchos durante estos momentos emocionantes. Ha habido incluso “cabezas de Drake” apareciendo por las calles de Toronto, y en especial en el Parque Jurásico, el área justo a fuera del a Arena Scotiabank donde miles de fanáticos de los Raptors se reúnen para ver los partidos. Drake, el SixGod, haciendo referencia a ser el dios de nuestras delegaciones de Toronto, demuestra la adrenalina y la emoción que sienten todos los fans de los Raptors.

 

Imagen vía Raptors

 

Pero no le causa gracia a todos. Ha recibido unos cuantos gritos en los partidos, comentarios y tuits como un “Sit the F down” (siéntate con una chingada) por el grupo musical Smash Mouth; y también está el entrenador de los Bucks, Mike Budenholzer, que señaló a Drake por sus comportamientos inadecuados. Pero Drake es el porrista con esteroides que no tendrá alto por unas críticas a su persona o unos comentarios en contra de intensidad como fan.

 

La fanaticada de Toronto es gigantesca. Llenos totales son la norma, y con la campaña de We The North (Nosotros el Norte), el equipo se convirtió más que sólo una franquicia de la NBA. Logró tener relevancia sociocultural. Y si hay un rostro de esta fanaticada, es Drake.

 

Durante el verano previo a la temporada del 2018-19, los Raptors hicieron uno de los movimientos más grandes de la liga, mandando a DeMar DeRozan, Jokob Poeltl y una selección protegida de la primera ronda del Draft del 2019 por Kawhi Leonard y Danny Green. El intercambio significaba uno de mucho riesgo, mucha recompensa para Toronto. El cuadro de los Raptors se reformaba notablemente con más talento, las expectaciones se elevaban, y la franquicia entregó resultados. Entrando a las primeras Finales de la NBA en su historia, los Raptors han tenido a un individuo liderando la fiesta: Drake.

 

Parece adecuado que Drake esté en la delantera piloteando las porras hacia la serie de las finales que arrancan en Toronto cuando los Raptors reciban a los Warriors de Golden State. Quién mejor para tomar el escenario principal y levantar el espíritu festivo y de apoyo para los Raptors que Drake mientras el equipo busca continuar marcando historia con una primera victoria esta noche. ¡Venga Raptors!

 

Recomendadas:

We The North: Nosotros el Norte

Shaq: Más Grande que Sí Mismo

LeBron James a Los Ángeles: El Negocio y el Deporte

 

COMPARTE ESTA NOTA