fbpx

El armamento de 1986: Converse Weapon

TEXTO: LA CANASTA

En la NBA actual, todas las figuras prominentes de la liga terminan teniendo un contrato con una marca deportiva, y un diseño personal de tenis que lleva su nombre. Ya es parte de nuestra normalidad entrar a una tienda de tenis, y ver decenas de diseños personalizados que llevan la firma de un jugador de basquetbol, cada año sacando un diseño nuevo, e incluso lanzando siluetas exclusivas de una temporada o un evento. En otros tiempos, como a mediados de la década de los 80, cuando los tenis de diseño personalizado apenas comenzaban tomar forma, aparecía el Converse Weapon.

Imágenes vía Converse

Lanzado originalmente en 1986, el Converse Weapon aparecía en esquemas bicolores para representar a diferentes equipos de la NBA, pero respetando el mismo diseño y silueta. Entre sus innovaciones, patentó el diseño “Y” que se ve marcado alrededor del tobillo que ofrecía un apoyo adicional, y le daba un diseño particular.

Es muy complicado hablar de los 80, de tenis personalizados que portaban jugadores de la NBA y no mencionar lo revolucionario que fueron los Air Jordan I cuando salieron en 1985. Pero antes de que Michael Jordan, el jugador, llegara abruptamente para imponer su estilo y su rostro mediático en la NBA, estaban los legendarios Larry Bird y Earvin “Magic” Johnson rescatando la NBA y cambiando la forma en la que se jugaba el deporte. Durante los 70, la NBA estaba teniendo dificultades económicas, poca gente acudía a partidos, y sobretodo, la liga tenía una mala reputación con una imagen negativa de los jugadores que se relacionaban con excesos y malos hábitos, por no entrar en detalles. La llegada de Larry Bird y “Magic” Johnson le cambió la imagen a la NBA, creo una rivalidad llamativa y ambos representaban una nueva generación de jugadores con más dinámica y entretenimiento. Mientras “Magic” y Bird entraban en su apogeo deportivo, en cada jugada, aparecían los clásicos Weapon de Converse.

“Magic” Johnson portaba una llamativa combinación que representaba los colores de los Lakers de Los Ángeles, amarillo, morado y blanco; mientras Larry Bird utilizaba un diseño más serio con un blanco y negro más tradicional. Entre otras figuras que promocionaban el Weapon, estaba el compañero de Bird en los Celtics de Boston, Kevin McHale, quien utilizaba el mismo blanco y negro. Además, Isiah Thomas de los Pistons de Detroit manejaba el azul con blanco, Bernard King de los Knicks de Nueva York presumía una combinación de naranja con blanco, y Mark Aguirre de los Mavericks de Dallas tenía unos en verde y blanco.

El primer enfoque de mercadotecnia era la rivalidad entre “Magic” y Bird. Después de negociaciones complicadas, en las que Bird no quería viajar a Los Ángeles para grabar un comercial y “Magic” no quería salir de Los Ángeles, ambos decidieron filmar el comercial en el pueblo natal de Larry Bird, French Lick, Indiana, utilizando la cancha de básquet que construyó Bird en casa de su mamá como escenario principal. “Magic” Johnson aparece llegando al pueblo en una limosina, baja el vidrio y reta a Larry Bird. El comercial fue completamente lúdico, pero detrás de cámara la tensa rivalidad entre los jugadores se notó desde el primer día. Durante muchos años, Bird y “Magic” se odiaban seriamente en su rivalidad, pero la grabación resultó ser un parteaguas para su rivalidad. Ambos cayeron en conversaciones durante el comercial, compartiendo risas e incluso una comida en casa preparada por la mamá de Larry Bird. En cancha, la rivalidad permanecía, pero fuera de ella, las dos estrellas se conocían como personas. Sin la intención, Converse impactaba incluso a nivel personal a las dos estrellas más grandes que tenía la NBA; y su nuevo diseño, los Weapon, quedaban en manos seguras. Después de rescatar la imagen de la liga, presentaban los Weapon de Converse que entrarían al mercado con un éxito rotundo.

El segundo momento de promoción aprovechó la popularidad musical que estaba teniendo el movimiento del hip-hop para crear un comercial en el que reunía a los jugadores patrocinados por la marca, ya incluyendo a Thomas, McHale, King y Aguirre, además de “Magic” y Bird, en el que todos rapeaban unas líneas para puntualizar el lema de la línea de tenis: “choose your weapon” (escoge tu arma).

Hoy en día, ver el diseño de los Weapon nos remite a una época más sencilla de los 80, pero más que sencilla, la línea de Converse era atrevida, firmando el conjunto de nombres más importantes que tenía la NBA en ese momento, y ofrecía un esquema de personalización cuando realmente era inexistente esa posibilidad. El conjunto de factores fue un rotundo éxito.

Entre 1999 y 2003, Converse hizo un relanzamiento del Weapon clásico que, entre otros jugadores de la NBA, llegó a utilizar Kobe Bryant por lo menos tres veces en el 2002. Después aparecieron diferentes versiones inspiradas en el original en el 2003, 2008 y después en el 2009, antes de la versión de John Varvatos en el 2012. Converse ha sido un jugador históricamente esencial en el merado de los tenis deportivos y en la moda. Ofreció el primer calzado deportivo que se popularizó entre los jugadores de la NBA durante décadas, el Chuck Taylor, y en los 80 nos ofreció los Weapon que marcaron pauta en la industria, y fueron tan importantes en el mercado de los tenis que hasta el día de hoy representan toda una época de la NBA.

Recomendadas:

Los Eternos Chuck Taylor

Del Sueño al Recuerdo: Hakeem Olajuwon y Etonic

Starbury: Una Historia contra la Industria Millonaria

COMPARTE ESTA NOTA