fbpx

El verano de Marc Gasol

TEXTO: LA CANASTA

 

A 34 años de edad, en el mundo del deporte profesional, muchos considerarían esa edad como el inicio del final, donde la carrera deportiva comienza a reflejar el declive, mientras las nuevas generaciones empiezan a lucir los nuevos formatos del juego. Marc Gasol, por el otro lado, ha tomado provecho total de su posición como veterano del deporte, con experiencia inigualable, y la capacidad de guiar a sus equipos a los campeonatos más importantes del baloncesto. Así, a sus 34 años de edad, Marc Gasol ha tenido un prodigioso verano, celebrando su primer campeonato de la NBA y su segundo campeonato mundial. Vaya verano para Marc Gasol.

 

Imagen vía FIBA

 

En el 2001, escuchar el apellido Gasol era en referencia a Pau, quien era seleccionado como número tres en el Draft del 2001, y se convertiría en el primer extranjero en ganar Novato del Año de la NBA con los Grizzlies de Memphis. Ese mismo año, el adolescente Marc Gasol se mudaría a Germantown, Tennessee, un suburbio de Memphis, después de que Pau entrara a la NBA. Ahí, Marc tomaría los primeros pasos para empezar a demostrar que el apellido Gasol tenía más que un solo atleta destacado en la familia. A nivel preparatoria, Marc obtuvo reconocimiento nacional, promediando 26 puntos por partido, además de 13 rebotes y 6 bloqueos en el colegio Lausanne Collegiate School. En vez de comenzar una carrera colegiarl en los Estados Unidos, Marc regresaba a España después de graduarse y comenzaría a jugar a nivel profesional con el Barcelona en la Liga Endesa. Después de tres temporadas ahí, firmó con Girona en el 2006 y un año después, escuchaba su nombre en el Draft de la NBA del 2007. Marc se unía a Pau en la NBA, un año después de que los hermanos se unían con la Selección Nacional de España para liderar al equipo al campeonato mundial.

 

En la NBA, Marc Gasol se transformó en un jugador clave para los Grizzlies, sustituyendo a su hermano Pau quien era enviado a los Lakers de Los Ángeles. Junto a Mike Conley y Zach Randolph, Gasol sería parte de una nueva era de la franquicia conocido como Grit and Grind, caracterizando el equipo como uno de mucha defensa y presión. Durante la misma época, Pau se convertía en pieza fundamental para que los Lakers ganaran un bicampeonato de la NBA (2009 y 2010). Marc, por su lado, participaba en varias postemporadas con Memphis, y recibía el reconocimiento de Mejor Jugador Defensivo del Año en el 2013, estableciéndose individualmente como uno de los mejores jugadores de toda la liga.

 

Los Grizzlies, sin embargo, nunca lograron dar un paso mayor dentro de la postemporada, Gasol entraba a sus 30, y el equipo buscaba reconstruir su cuadro. Gasol sería enviado a los Raptors de Toronto a la mitad de la temporada pasada. Aunque pareciera que los mejores años de Gasol se quedaban en el pasado, en Toronto obtendría un nuevo papel y una nueva oportunidad para brillar. Los Raptors buscaban esa pieza que los llevaría al siguiente nivel, y Gasol tomaría el reto con alegría. No sería la figura ni el rostro de los Raptors quien contaban con Kawhi Leonard, Kyle Lowry y Danny Green, pero establecía su importancia dentro de un conjunto que buscaba competir por un campeonato. Gasol reunía una combinación de talento genuino, experiencia y presencia de un veterano respetado. Desde la posición de centro, Gasol se volvía ese pilar defensiva de siempre, ampliando la ofensiva del equipo con tiros de media y larga distancia, y distribuyendo el balón con inteligencia. Al final, los Raptors quedaban como los campeones de la NBA, y los videos de Gasol celebrando en la ciudad de Toronto se volvían virales.

 

Imagen vía Raptors

 

Una semana después, Gasol se reportaba con la selección española para la concentración hacia la Copa Mundial 2019 en China. Un par de meses después, se seguiría escuchando con fuerza el nombre de Marc Gasol, en especial en las semifinales donde jugó 39 minutos y anotó 33 puntos en un partido apretado ante la selección australiana que pasó a dos tiempos extra. Eran trece años desde que Marc había celebrado ese campeonato mundial como un joven con muchísima promesa. Ahora entraba al torneo como un veterano con experiencia inigualable que le valdría, literalmente, oro a la Selección de España al vencer a Argentina en la final.

 

Imagen vía FIBA

 

La Selección de España terminó como campeón del mundo jugando como tal, una selección unida, un equipo bien formado, bien entrenado y lleno de jugadores con los fundamentos arraigados. No es que España haya tenido a las mejores estrellas del torneo, pero la selección se apoyó de sus figuras con desempeños consistentes para exaltar la esencia del deporte, el juego en equipo. Los nombres de Ricky Rubio (éste galardonado como MVP del torneo), los hermanos Hernangómez, Sergio Llull y por supuesto Marc Gasol destacan. Son jugadores talentosos y de renombre, pero hay que ser tan realistas como lo mencionó Rubio. “No éramos el equipo más talentoso. No éramos el equipo más grande. Pero puedes decir que fuimos el equipo con el corazón más grande y lo mostramos esta noche y durante el torneo”, mencionó Rubio después de que España se convertía nuevamente en campeón del mundo.

 

Imagen vía FIBA

 

De la misma manera que siempre, como a lo largo de toda su carrera deportiva, Gasol fue una pieza central para el equipo, y para que la selección lograra lo que logró. Marc Gasol formó parte de los dos equipos que lograron los dos títulos más importantes del deporte en el 2019, el campeonato de la NBA con los Raptors de Toronto y el campeonato mundial con la Selección Nacional de España. Podríamos decir que el verano del 2019 fue el verano de Marc Gasol.

 

Recomendadas:

Mundial de Baloncesto: La Historia de China

La Pareja Perfecta: Kawhi Leonard y New Balance

Del Sueño al Recuerdo: Hakeem Olajuwon y Etonic

 

COMPARTE ESTA NOTA