fbpx

Jordan VI: Una historia Infrarroja

 

TEXTO: LA CANASTA

 

Esta semana, se espera el lanzamiento del Air Jordan VI Black Infared (infrarrojo negro), no porque sea un producto nuevo, si no, como sabrán la mayoría, aparece una reedición más del modelo que originalmente salió en 1991. Ya es de costumbre en estas épocas que la marca saque reediciones de modelos anteriores. Claramente hay un mercado para diferentes tipos de personas relacionados al mundo del sneakerhead, ya sea que quieren coleccionar los tenis, buscar revenderlos para obtener ganancias, o simplemente traerlos puestos porque les gusta la moda retro o incluso la nostalgia que les trae. Cual sea el caso, la reaparición del Air Jordan VI trae a varios obsesionados preparando estrategias para adquirir un par desde hace varias semanas. Pero el modelo es representativo de un momento de transición en la NBA, en el que Jordan lograba tomar un paso histórico en su carrera legendaria. 

 

Imágenes vía Nike

 

El año 1991 para algunos suena hace mucho y para otros suena como una historia reciente. Hay algunos que aún no nacían, otros que estaban bien enterados del momento, y unos más que a lo largo de los años han logrado entender más y más detalles de la historia de Michael Jordan porque aunque seamos fans o no de él, es una de las figuras más importantes en la historia del baloncesto, e incluso del deporte. En 1991, Jordan ya había llenado las expectativas que cargaba como novato, y digamos que las había superado cuando promedió 37 puntos por partido en su tercer año en la NBA, en la temporada 1986-87. La figura deportiva y el éxito de Jordan se trasladaba fuera de la cancha. En cuanto la comercialización de productos deportivos, no había algo más grande relacionado a Jordan que su línea de tenis creado por Nike, los Air Jordan.

 

Desde la historia que rodeaba el Air Jordan I siendo éste un tenis prohibido por la NBA, el establecimiento de los Air Jordan III de la mano del desempeño de Michael Jordan en la cancha y figuras mediáticas como Spike Lee completamente involucrado en las campañas publicitarias, el baloncesto pasaba por momentos de gloria dentro y fuera de la liga. Por un lado, la NBA aún contaba con grandiosas figuras como “Magic” Johnson y Larry Bird, mientras Jordan representaba una era nueva que llevaba el deporte al siguiente nivel. Por otro lado, el comercio deportivo mostraba pasos acelerados hacia una época nueva, se convertía en un mercado multimillonario y sin duda Jordan era el rostro del movimiento.

 

En la cancha, Jordan ya era la gran estrella de la NBA, guiando a la franquicia de los Bulls de Chicago a éxitos jamás antes vistos y el equipo comenzaba a tomar una forma más seria a finales de los 80 con las adiciones jóvenes de Scottie Pippen y Horace Grant. Sin embargo, los Bulls no lograban sobrepasar a los Pistons de Detroit que estaban en su apogeo con un equipo físico y defensivo conocido como los “Bad Boys”, liderados por Isaiah Thomas, Joe Dumas, además de Bill Laimbeer y Dennis Rodman. Entre 1987 y 1990, por muy dominante que ya era Jordan, los Bulls no lograban dar el siguiente paso con Detroit eliminándolos en la postemporada por tres años consecutivos, y estableciendo un bicampeonato.

 

Cuando Nike lanzaba el nuevo diseño de Tinker Hatfield del Air Jordan VI en 1991, las cosas también comenzaban a cambiar para Jordan y los Bulls. Jordan encontraba la combinación ideal de experiencia en la NBA, madurez y aún disfrutando de su clímax atlético. El Air Jordan VI aparecía con un refuerzo alrededor de los dedos, dos hoyos cuadrados y muy característicos en la lengüeta, y una solapa moldeada atrás que el mismo Jordan exigió para que no le molestara en el tendón de Aquiles. El modelo fue el último de los Air Jordan en portar el logo de “Nike Air” y apareció originalmente en cinco colores.

 

 

 

 

 

Los Air Jordan VI representan un momento de nostalgia para muchos consumidores hoy en día y de una época entrañable de la NBA. Los que estén formulando sus estrategias para adquirir un par de esta reedición tendrán sus razones propias, pero para los que están más ligados hacia el deporte en sí, el Air Jordan VI representa el modelo que vio a Jordan obtener su primer campeonato de la NBA.

 

 

En la temporada de 1990-91, Jordan promedió 31.5 puntos por partido, 6 rebotes y 5.5 asistencias para liderar a los Bulls a 61 victorias, un récord para la franquicia en ese momento. La temporada le valió a Jordan el premio del Jugador Más Valioso del año, y nuevamente, el pase a la postemporada. Los Bulls derrotaron a los Knicks de Nueva York y los 76ers de Filadelfia para enfrentarse nuevamente a los Pistons. Los Bulls ya era otro equipo, no tan joven, pero sí la nueva generación, y derrotaron a Detroit en cuatro juegos. En las finales, los Bulls enfrentaban a la histórica franquicia de los Lakers con “Magic” Jonson al mando. Pero la temporada era de los Bulls por completo, ganando la serie 4-1, marcando el primer campeonato para el equipo y por supuesto, para Jordan. Los Air Jordan VI, de alguna manera, también representan eso.

 

 

La reedición de los Air Jordan VI Black Infrared saldrán a la venta en tiendas selectas y en línea el 16 de febrero a un precio de 200 dólares. Como todos sabemos, adquirir un par a ese precio es toda un aventura y un reto complicado, por lo que se espera una reventa con precios variados y elevados tan pronto salga el modelo. 

 

Recomendadas:

Air Jordan + Russell Westbrook

Pigalle: El alucine de una cancha

NBA Renovado: Calzado, colores, diseño y permisos

 

COMPARTE ESTA NOTA