fbpx

LeBron James a Los Ángeles: El negocio y el deporte

TEXTO: DJATMIKO WALUYO

 

Cuando LeBron James anunció su llegada a Lakers, no sólo implicó llevar su legado a uno de los equipos más históricos y condecorados de la NBA, significó que LeBron James, como empresa, llegaría a Los Ángeles, una ciudad llena de oportunidades para las estrellas de entretenimiento. Su arribo a Lakers incluye un contrato de cuatro años por 154 millones de dólares, pero con el reciente anuncio de la venida de Space Jam 2 protagonizada por James, se formaliza la especulada unión comercial entre LeBron James y Los Ángeles.

 

Ilustración por Yann Dalon 

 

Después de dos años de rumores, el anuncio reciente de la secuela de Space Jam, se hizo por SpringHill Entertainment, la casa productora fundada por LeBron James y Maverick Carter, y se estaría produciendo, tentativamente, durante el verano del 2019. 

 

En los vestidores renovados del Tune Squad, el equipo de basquetbol animado de Space Jam, incluye el nombre de Ryan Coogler como productor. Coogler se ha convertido en una figura importante para el cine hollywoodense contemporáneo, teniendo un arranque exitoso con Fruitvale Station, Creed – un spin-off, o bien, una película derivada de la saga de Rocky – para después romper las taquillas con Black Panther. A sus 32 años, Coogler es una voz joven en Hollywood que además le dio un giro socio-político importante a las películas de superhéroes con Black Panther, reformando el papel de los afro-estadounidenses en el género. La contratación de Coogler para Space Jam 2 no es cosa chica. Demuestra la seriedad con la que James está tomando su casa productora y el anunciado proyecto.

 

Anuncio de Space Jam 2 vía SprinHill Entertainment

 

La versión original de Space Jam fue protagonizada por Michael Jordan en 1996, y además de los personajes animados como Bugs Bunny, también aparecieron basquetbolistas reconocidos de la época como Charles Barkley, Patrick Ewing, Larry Johnson, Shawn Bradley y Muggsy Bogues. No se ha anunciado el elenco de atletas que acompañará a LeBron, pero nos podemos imaginar perfectamente a personajes como Kevin Durant, Russel Westbrook, Kyrie Irving o James Harden como basquetbolistas carismáticos y representativos de la era actual. La película original no es una obra de arte, pero es emblemática para la cultura de basquetbol noventera y tuvo un éxito notorio en las taquillas, acumulando 230 millones de dólares a nivel mundial. Con el avance tecnológico, la atracción mediática que tienen las estrellas de la NBA hoy en día a través de las redes sociales, y el anuncio de Coogler como productor, ya se ha generado una anticipación entre los fanáticos del deporte y la industria del entretenimiento. 

 

Para aquellos que le han dado un seguimiento cercano a los movimientos comerciales de LeBron James desde su llegada a Los Ángeles, sabrán que Space Jam 2 es sólo una pieza reciente, y sin duda la más mediática. Sin embargo, SpringHill Entertainment ya tiene una cadena larga de producciones importantes que se trazan desde The Shop que inició en 2016. La serie está situada en una barbería y arrancó su primer episodio en ESPN, grabado en el Juego de las Estrellas en Toronto. HBO después tomó la rienda de la serie. Tuvo inicio en agosto de 2018 con la presencia de Snoop Dogg, Draymond Green y Odell Beckham Jr., entre otras personalidades populares, mientras se espera ver al mismo LeBron con Drake en el segundo episodio. 

 

La lista de producciones elaboradas por SpringHill Entertainment, sin embargo, no sólo se enfocan alrededor de basquetbolistas. Warriors of Liberty City es un serie documental de seis episodios enfocada en un programa de desarrollo de atletas jóvenes en el futbol americano situado en Miami; Whats My Name: Muhammad Ali, como lo indica el título, es un documental presentado en HBO sobre Ali y su activismo social a lado de su carrera atlética; Madam C.J. Walker es una serie para Netflix situada a inicios del siglo XIX retratando la hija de esclavos que se convirtió en la primera mujer millonaria afro-estadounidense; Top Boy es una serie de crimen, también para Netflix, situada en Londres; y para mencionar otros títulos de la casa productora, también están Student Athlete sobre la polémica del negocio millonario de deportes colegiales en los Estados Unidos que excluyen a los atletas en cuanto las ganancias económicas, Shut Up & Dribble para Showtime que revisa la tensión política entre basquetbolistas profesionales en la época de Donald Trump, entre varias producciones más. 

 

La llegada de LeBron a Lakers, como mencionamos, también es un arribo a Los Ángeles y a su industria de entretenimiento, pero no hay que olvidar que también conllevará a un giro importante para LeBron James como marca y empresa. La venta de productos de los Lakers, además de los partidos, es algo esperado, pero el contrato multimillonario con Nike, tomando en cuenta que la línea LeBron de la marca deportiva ya está generando 350 millones de dólares anuales, explorará nuevas formas de mercadotecnia, y por supuesto, de diseño, especialmente considerando las nuevas reglas de la NBA acerca del calzado

 

Rodeando la decisión de firmar con los Lakers está y estará durante un tiempo, el debate sobre si fue en realidad un movimiento de negocio más que deportivo. Aunque han habido varios anuncios recientes, como el de Space Jam 2, la realidad es que este tipo de producción y trabajo no se elabora en unas semanas. Los anuncios más bien nos muestran el panorama amplio que tiene LeBron James como empresario. Hablando con Marisa Guthrie de The Hollywood Reporter, James confirmó, “Es como, ‘ah, LeBron firmó con los Lakers y pum, todo esto empieza a pasar. Por supuesto que no, esto se ha estado trabajando desde hace un tiempo”. Que la industria de entretenimiento que engloba Los Ángeles haya influido en la decisión de James es probable. Pero James no es sólo un jugador de basquetbol, es un padre de familia, es un empresario, y aunque para los estándares deportivos ya es un veterano, también es un joven de 33 años de edad. Y cualquier persona considerando cambiar de locación por un trabajo tomará en cuenta varios factores, incluyendo el estilo y calidad de vida que ofrece la zona de la nueva oficina. 

 

La conversación más común en los últimos años rodeando LeBron James, sin embargo, es sobre su legado en el basquetbol y la NBA, comparado constantemente con la de Michael Jordan. El tema seguirá durante muchos años, incluso después del retiro de James. Jordan por siempre será una referencia. La marca Jordan mantendrá un crecimiento en el mercado de la ropa deportiva, y sus Air Jordan seguirán siendo un emblema para el calzado y los sneakerheads, manteniéndose vigentes al estar firmando jugadores de la actualidad. También es una indicación clara de cómo Michael Jordan ha trascendido más allá del deporte. Veremos si la línea de LeBron con Nike continuará exitosamente después de su retiro, pero que James siga creciendo su nombre como empresa, mantenga el ascenso de su casa productora, y que ahora le pise los pies a Jordan con aún más cercanía con Space Jam 2, le da más elementos a la conversación y el debate de LeBron versus Michael. Jordan aún mantiene sus seis campeonatos que superan los tres de James, pero constantemente se ha hecho la pregunta: ¿además de los campeonatos, en qué áreas supera Jordan a James? Es un debate constante entre dos basquetbolistas que siguen impulsando su legado, uno desde el retiro, y otro desde su auge deportivo que no ha tenido pausa desde su adolescencia. 

 

Jordan y James son de dos épocas diferentes en las que se han visto estilos de juego cambiantes, y como empresarios, también hay que considerar que la realidad mediática de LeBron es totalmente diferente que la que tuvo Michael en su momento como basquetbolista. Las comparaciones seguirán, el cuestionamiento de LeBron también, sobre su grandeza como basquetbolista y sobre su movida a Los Ángeles. Donde no hay duda es en el hecho de que estamos presentando una nueva etapa para LeBron James, como atleta y empresario, y tenemos la fortuna de seguir viéndolo de cerca, ahora en su temporada número dieciséis. Cada movimiento de LeBron James, dentro y fuera de la cancha, excita a la prensa, inquieta a sus fanáticos y sus retractores, genera anticipación y rumores, y eso sólo lo experimentan los grandes. LeBron es uno de ellos.

 

Recomendadas:

Pigalle: El alucine de una cancha

NBA Renovado: Calzado, colores, diseño y permisos

LeBron James y Kevin Durant sacaron una canción de rap y está bastante buena

 

COMPARTE ESTA NOTA: