fbpx

Shaq: Más grande que sí mismo

TEXTO: ISKAR WALUYO

 

Cuando Shaquille O’Neal debutó en la NBA como novato, ya tenía fama de cargar una potencia jamás antes vista en la liga. No sólo era el quebrar tableros e inhabilitar las canastas por ser grande entre los grandes, era un gigante con poder desmedido, calculado por fuerza y velocidad, en un nivel que tomó por sorpresa a la NBA, el mundo deportivo y la industria del entretenimiento. Tal vez no estábamos listos, pero Shaq, a fuerza pura, trazó sus propios caminos.

 

Imagen vía George Evan

 

El efecto que tuvo Shaquille O’Neal en la NBA como deportista profesional es indiscutible, pero incluso antes de su carrera como novato, transformó la forma en los fanáticos del baloncesto vemos cada año el Draft de la NBA. A la par a su proeza como basquetbolista, O’Neal generó una expectativa mediática jamas antes visto en la liga. En su primera temporada (1992-93) participó en el Juego de las Estrellas pero también ganó el premio del Mejor Novato del Año, cambiando por completo la cara de la nueva franquicia del Magic de Orlando. Para su segunda temporada, con otra selección top tres del Draft, Anfernee “Penny” Hardaway, logró llevar a Orlando hasta las finales de la NBA donde se enfrentaría a Hakeem Olajuwan y los Rockets de Houston. Desde su primer partido, Shaquille O’Neal ya era una estrella de la NBA que ayudó a poner en el mapa al Magic y a tomar el papel de representante internacional de la NBA que Michael Jordan estaba por dejar. Su paso por la NBA fue impresionante, sin embargo, quizá lo más sorprendente es la manera en la que Shaq logró trascender el mundo de los deportes y volverse una de las celebridades norteamericanas más exitosas de la década de los 90, que sigue rindiendo fruto hasta la fecha. La mejor época de Shaq el basquetbolista está muy en el pasado, pero sigue siendo una figura mediática importante dentro y fuera del mundo del deporte. Es difícil pensar en un atleta profesional de cualquier deporte que haya rebasado su grandeza deportiva y pasarla a lo mediático, sorprendiendo una y otra vez con su talento multifacético como Shaq.

 

SHAQ FU

 

La primera versión de Shaq Fu fue lanzada el 24 de Octubre de 1994 para las consolas de Super Nintendo y Sega Genesis. No es uno de los juegos mejores calificados, de hecho, ha sido una pieza ideal para reseñas jocosas y burlas como la del Angry Video Game Nerd quien describe Shaq Fu como un juego de peleas con un argumento absurdo en el cual Shaq deambula por el mundo buscando pleitos con un duende, una momia asesina y unas copias baratas del Principe de Persia y Gatúbela. Su misión: rescatar a Nezu, un niño que ha sido secuestrado por unos personajes cuyos motivos no son del todo claros. De hecho, el juego fue tan malo que existe un Frente por la Liberación de Shaq Fu quienes se han auto-encomendado la misión de encontrar y destruir todas las copias de Shaq Fu.

 

 

Así de malo era el original Shaq Fu. No importa, Shaq, en el 2018, sigue siendo ese fenómeno mediático del que hablamos, y volvió al mundo de los videojuegos con Shaq Fu: A Legend Reborn. Noticia a la cual el Frente por la Liberación de Shaq Fu respondió, “el desarrollo de una secuela de Shaq Fu es una afrenta a la dignidad humana y representa una amenaza para la paz y la estabilidad en todo el mundo”. El nuevo juego de Shaq-Fu es una combinación de Kung Fu Panda – chistes malos políticamente incorrectos sobre chinos, negros, pipí y popó – y una serie de comerciales (product placement) de talcos anti-hongos. Todo esto presentado por una versión caricaturizada del mismísimo Shaq, también producto del avance tecnológico en las más de dos décadas entre el videojuego original y el del año pasado. En esta nueva edición, Shaquille debe liberar el mundo de demonios que invaden las calles de Hollywood posando como celebridades. Por si fuera poco, Shaq Fu: A Legend Reborn también incluye un juego adicional gratis, Barack Fu: The Adventures of Dirty Barry, que básicamente es el mismo juego pero protagonizado por Barack Obama.

 

Imagen vía ShaqFu Radio

 

SHAQ DIESEL

 

Con apenas 20 años de edad y recién terminando su primera temporada en la NBA, Shaq ya demostraba que estaba hecho para el primer plano no sólo de la NBA sino del mundo del espectáculo. Durante una entrevista el 2 de Diciembre de 1992, en el programa de Arsenio Hall, sorprendió a muchos cuando tomó el escenario para interpretar “What’s Up Doc” al lado de uno de sus grupos de rap favoritos; los Fu Schnickens. La ejecución de Shaq fue tan inesperada y sorprendente que casi de manera instantánea, Shaq logró insertarse en el mundo del hip-hop.

 

 

 

Para 1993, Shaq había lanzado su primer album como solista: Shaq Diesel. El album recibió principalmente malas reseñas por los críticos de la música pero las reseñas no evitaron que el album se convierta en un éxito de la cultura pop norteamericana. Shaq Diesel obtuvo una certificación de platino de la RIAA (Recording Industry Association of America), lo cual significa que ha vendido más de un millón de copias en los Estados Unidos y cuenta con colaboraciones de raperos de una respetable reputación en el mundo del hip-hop como Erick Sermon del Wu-Tang Clan, Ali Shaheed Muhammad y Phife Dog de A Tribe Called Quest. Shaq quizá no sea el único deportista que haya incursionado en el mundo de la música – de hecho la dicotomía de atletas profesionales queriendo ser raperos y raperos queriendo ser atletas es demasiado frecuente – pero es poco probable encontrar otro caso con esos números de venta, un reflejo de la magnitud mediática de Shaq, y por más críticas que haya, también de su talento.

 

TELEVISIÓN

 

Shaq ha protagonizado y ha aparecido como invitado en varios programas televisivos. Shaq Vs. es un ejemplo. El programa de televisión por cable duró dos temporadas y tenía a Shaquille enfrentando a diferentes atletas de alto nivel en otros deportes. En la serie, Shaq enfrentó en peleas de box a Oscar de la Hoya y a “Sugar” Shane Mosley. También enfrentó al mariscal de campo de los Steelers de Pittsburgh, Ben Roethlisberger, en una competencia de futbol americano y las campeonas de voleibol de playa, Misty May-Trenor y Keri Walsh. Vale la pena mencionar, que Shaq no es el único big man de la NBA que jugó voleibol. Wilt Chamberlain, otro gigante de una época anterior, al igual que Shaq, mantenía las cámaras de cerca y era un atleta multifacético que jugó voleibol profesional con los Big Dippers.

 

Como invitado especial, Shaq generalmente logra cautivar a su audiencia con un sentido del humor bufonesco y talento físico excepcional como es evidente en sus múltiples apariencias en diversos programas de televisión. Un ejemplo es su aparición en Lip Sync, donde celebridades interpretan canciones con playback. Un gigante entre los gigantes de la NBA, la habilidad física de Shaq siempre fue evidente, pero su carisma en general, sus talentos fuera de la cancha de basquet, y la gracia que tiene, evidenciado en su bailar, por ejemplo, es excepcional, recordando que es un hombre masivo de 2.16 metros y más de 150 kilos.

 

La facilidad que tiene Shaq para estar frente a la cámara combinada con la carrera exitosa de basquetbol naturalmente lo llevó a formar parte del programa Inside the NBA del canal TNT desde el 2011 a lado de Ernie Johnson, Kenny Smith y Charles Barkley, con quien tiene una rivalidad cómica. Uno de los segmentos más conocidos y populares es justamente llevado por O’Neal quien lidera la burla y risa de bloopers cometidos por personalidades alrededor del basquetbol.

 

DJ DIESEL Y SHAQ FU RADIO

 

Shaq no es el mejor DJ del mundo pero probablemente sea el más grande (literalmente) y seguramente se mantendrá activo en el mundo de la música durante varios años más. El ahora miembro del Salón de la Fama de la NBA continuó coquetando con la música, y ahora también presume ser DJ, sí, DJ Diesel.

 

Shaq en Tomorrowland / Imagen vía Gazet Van Antwerpen

 

Se ha presentado en distintos escenarios alrededor del mundo y aunque en un primer instante se le relacionaría con el hip-hop, sus sets no son mezclas bastante variadas, mostrado un interés por el dubstep que le han abierto las puertas a eventos masivos de música electrónica de empresas reconocidas como TomorrowWorld. Además, en Octubre del 2018, O’Neal inauguró su propio canal de radio por internet que también se transmite a través de Live365. ShaqFu Radio presenta toda la música favorita de Shaq, así como sus propios sets de DJ en vivo y periódicamente presenta a otros.

 

HOLLYWOOD

 

Al igual que con su carrera como rapero, Shaquille O’Neal no es considerado el gran talento como actor. Las dos películas que ha protagonizado, Steel y Kazaam, tienen pésimas reseñas y también se han vuelto materia prima para un sinfin de memes. Seguido aparecen en listas de las peores películas. Sin embargo, eso no lo ha desmotivado en lo más mínimo, y tampoco ha alejado a los productores de buscarlo.

 

 

Shaquille O’Neal cuenta con más de 30 créditos como actor en películas, principalmente de comedia y actualmente se encuentra trabajando en otra película y dos series para televisión que serán lanzadas este 2019. Cuando se le ha preguntado sobre sus fracasos como actor, Shaq suele responder diciendo que él nunca pensó en ser un actor galardonado y que para él es más que suficiente poder ser un chico de los barrios bajos de Nueva Jersey protagonizando películas de Hollywood.

 

SHAQ: MÁS GRANDE QUE SÍ MISMO

 

Shaquille O’Neal es cuatro veces campeón de la NBA, tres veces Jugador Más Valioso (MVP) con quince selecciones para el Juego de las Estrellas de la NBA y miembro del Salón de la Fama de la NBA. Pero si añadimos que ha sido DJ en TommorowWorld, protagonista en series de televisión y películas de Hollywood, ha producido discos con ventas platino como rapero y es el personaje central de dos videojuegos, hay un argumento claro de que Shaq es el deportista con mayor versatilidad fuera de la cancha, y con el mayor impacto mediático en la historia de la NBA.

 

Gran parte de su éxito reside en su autenticidad y sinceridad. Shaq, siempre es Shaq. En una película, en un videojuego, rompiendo tableros en un remate o rapeando sobre sandwiches submarinos (ver letra de “I got Skillz”), la personalidad de Shaq siempre está presente. También el hecho de no tomarse las cosas tan en serio y saberse reír de sí mismo le han permitido a Shaq estar en situaciones francamente insólitas, y de manera más seria, muestra un entendimiento amplio de lo que es ser uno más en esta sociedad. Seamos honestos, cuando Shaq debutó en la NBA en 1992 a nadie se le hubiera ocurrido pensar que Shaq estaría mezclando sus discos favoritos de música electrónica ante decenas de miles de ravers europeos o simpatizantes del EDM.

 

De lo que hablamos en este artículo no es definitivo, pues apenas mencionamos algunos sucesos destacados pero ha aparecido en más programas de los que se pueden mencionar aquí. Recordemos que Shaq también tiene su propia línea de zapatos deportivos de bajo costo – haciendo un declaración clara en una era de calzado con costos poco accesibles para la población en general – y ha luchado contra el Big Show en la WWE, entre otros emprendimientos. De hecho hasta estuvo cerca de tener una pelea legítima de artes marciales mixtas ante el coreano Choi Hong-Man, o por lo menos hicieron público sus retos. Lo curioso es que Shaq es un personaje tan grande que muchas veces las cosas que hace no logran impresionar. Es decir, viniendo de una personalidad tan extravagante como Shaq, a veces no sorprende que sea el protagonista de películas, videojuegos, exitoso comediante, DJ, rapero, productor de música, analista de basquetbol y multicampeón de la NBA. Tal vez es demasiado grande que hasta opaca su propio éxito.

 

Recomendadas:

LeBron James a Los Ángeles: El Negocio y el Deporte

El Gran 21: Tim Duncan

LeBron James y Kevin Durant sacaron una canción de rap y está bastante buena

 

COMPARTE ESTA NOTA