fbpx

Teo Zubía de Astros de Jalisco: Arrancar de Cero y llegar al Cien

TEXTO: LA CANASTA

 

Originario de los Mochis, Sinaloa, absorbido en el mundo del basquetbol como atleta, jugando a nivel universitario con los Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara, selecciones estatales, y ahora como Director Deportivo y Operativo de los Astros de Jalisco – una nueva franquicia que tendrá su primera campaña en la Liga Nacional de Baloncesto Profesional (LNBP) esta temporada 2019-20 – Teo Zubía ha estado en cada paso que han tomado los Astros para formar un equipo. Desde la idea en papel hasta la realidad de un equipo completo trabajando en sus primeros entrenamientos de pretemporada, los Astros de Jalisco ya son una realidad. Más allá de reunir un conjunto de atletas nacionales e internacionales, Teo también entiende de raíz lo que necesita México para que el deporte siga creciendo en popularidad, y sobretodo, en calidad. A unas semanas de arrancar la temporada regular. En palabras de Teo Zubía:

 

 

EL INICIO

 

Salvador Quiriarte y la Familia Gonzalez, deciden adquirir una franquicia en la liga para tenerla en Guadalajara, Jalisco. Increíble, pero no teníamos basquetbol en el circuito más importante del país. Así que después de adquirir la franquicia, el equipo se empieza a armar, se formula el plan de trabajo y llegando al aspecto deportivo, es dónde recibo la invitación hace cinco meses.

 

El aspecto deportivo es difícil ya que los equipos que existen ya tienen mucho tiempo en la liga, los cuales tienen derechos de muchos jugadores, ya tienen un roster armado, y aunque no los utilicen, son fichas de cambio. Entonces empezar con una franquicia desde cero es muy complicado porque tienes que dibujar el equipo de la nada y luego empezar a gestionar los derechos de los jugadores que te puedan interesar.

 

Aunque fue un proceso muy duro y muy pesado, ha sido bueno. Estoy muy contento con los resultados. Tiene mucho que ver el cuerpo técnico. Acertamos en el cuerpo técnico, ya que la calidad de personas que trajimos es gente de mucha experiencia. El jugador se fija en varios aspectos [antes de firmar con un equipo]. Primero en se fija en la ciudad, después se fija en el cuerpo técnico, el cuál les dice mucho de la franquicia. Es como una radiografía de la directiva, ya que es difíci, que una mala franquicia tenga un buen cuerpo técnico. Cuando tú como franquicia logras como primera instancia tener un buen cuerpo técnico, a los jugadores les generas confianza, les mandas el mensaje de que eres una franquicia seria, que se esta trabajando, y ellos, con la experiencia que tienen ya saben a dónde van a ir y cómo van a ir. Entonces es complicado, pero creo que esta primer etapa nos ha dado buenos resultados.

 

DEL RECLUTAMIENTO A LA CANCHA

 

Cuando iniciamos a trabajar el equipo, la liga decía que sólo se permitían tres importados (jugadores extranjeros). Cuando tuvimos la asamblea de la LNBP, se votó para que se pudiera tener cuatro importados en los equipos. Eso nos cambió mucho la dinámica. Con sólo tres extranjeros, tenías que buscar una base de mexicanos dura. Ahora teníamos la oportunidad de traer un extranjero más. Nos cambió para bien.

 

 

Empiezas a buscar en las posiciones, los jugadores que hay en el mercado, comienzas a hablar con los representantes, y así vas caminando poco a poco. Básicamente es como un rompecabezas que vas armando,  una vez que ya tienes a tu posición 1,  ahora te vas a la 5 y ya tienes lo que buscabas;  y después en la posición 4 te sale un jugador alto, y ahora puedes jugarlo también en otra posición. Todo es pura estrategia, estos muchachos están ahí por algo.

 

LA SENSACIÓN

 

Siento mucha emoción. Sentí mucha emoción al recibir los jugadores porque ellos también, de manera individual, viven un proceso conmigo. Desde la primera vez que hablamos, después de hablar con la franquicia que tiene sus derechos, y continuar el proceso con ellos.

 

Aquí no hay un jugador que no quisiera estar aquí. ¿A qué me refiero? Yo pude traer un jugador con el cuál llegué un acuerdo con su franquicia y después con su agente, ofreciéndole más dinero y ya, el jugador vendría. Es más, ni necesito preguntarle al jugador, sólo compro sus derechos y llego a un acuerdo económico con él y ya. Aquí lo hicimos distinto. Todos los jugadores que están aquí, tenían el deseo de representar a Jalisco, entonces yo tengo una historia con cada uno de ellos. La mayoría cuando comenzaban a llegar me decían, “por fin, ya estamos acá”. ¿Por qué? Porque con ellos, como te comento, hubo platicas, acercamiento, oferta, y el tratarlos como humanos, preguntarles como están de salud, rodillas, espalda. Y ahorita verlos entrenar, me da mucha alegría. Ver todo lo que se hizo en papel y poder transformar todas las llamadas y los papeles a estos entrenamientos, me da mucha alegría. Aunque son pocos días los que se llevan entrenando, hemos visto que se están llevando bien, están teniendo esa química como equipo. Todo esto es importante.

 

Me da mucha satisfacción formar parte del equipo. Que me hayan marcado y elegido a mí me da orgullo. Cada que voy a la arena y veo los avances, ver a los muchachos entrenando, ver a la gente de utilería, médicos, a la gente de entretenimiento, todo me da mucha satisfacción. Todos ellos se están concentrando para que todo salga bien, desde la persona que se encargará de la limpieza hasta la directiva, es un trabajo en conjunto.

 

TEMPORADA EXITOSA

 

Se tiene que pelear, pelear cada partido, pelear la posición en la tabla, meterse a playoffs y por qué no, pelear finales. Para tener una campaña exitosa, tenemos que dar un buen espectáculo a la gente. Tenemos que lograr que los jugadores y la afición tengan esa conexión, cuidando la casa, nuestro estadio, jugar siempre fuerte. Dando espectáculo y que la gente esté asistiendo, se consideraría una campaña exitosa. En el aspecto deportivo pues tenemos jugadores competitivos, todos quieren ser campeones, la directiva quiere ser campeona, pero hablar de resultados es muy complicado en esta primera etapa.

 

 

BASQUETBOL EN MÉXICO

 

El básquet mexicano está en transición a una nueva camada. Los “12 Guerreros” quienes fueron los que lograron pasar al mundial ya no están ahorita, o ya están en sus últimos años. Entonces el desarrollo de la liga ahorita es importante. Traer buenos jugadores importados nos puede traer mucho crecimiento y conocimiento, jugadores que dejen cosas positivas en las ciudades.

 

Es importante ir poniendo ese granito de arena, eligiendo primero a un buen extranjero, alguien que pueda aportar al básquet local. Un ejemplo rápido: las académicas de Guadalajara a mí me han pedido venir a ver los entrenamientos. Si traes gente que aporta, que te van a enseñar nuevas cosas, y son cosas que se las van a dejar a los locales o en estos casos a las académicas que vienen a ver los entrenamientos, será un crecimiento al básquet local.

 

También hay que darles oportunidades a los jugadores locales, pero no sólo que se integren al equipo y entrenen. Hay que hacerlos que jueguen, que vivan la experiencia, y así ellos van a poder transmitir esa experiencia y van a entrenar más. Y ya cuando hablan de basquetbol, pues van a contar esa experiencia, contagiando a sus compañeros y así vamos creciendo.

 

Nos ayuda mucho que la liga vaya creciendo. Seguro los basquetbolistas en México van a crecer. Tenemos que hacerlo de verdad. Ahorita ya tengo firmado a un local, Osmar García. Traigo a cinco muchachos locales que están entrenando, y existe la oportunidad para un jugador más. Esos cinco se están deshaciendo para conseguir esa oportunidad. Se va a quedar uno pero debemos de ver cómo podemos seguir trabajando a los demás, darles ese seguimiento y que no se acabé ahí.

 

La oportunidad de una franquicia debería de ser para la ciudad también. Al tener un equipo nuevo, se tiene un entretenimiento nuevo, puedes agregarle como algo más qué hacer, y no sólo quedarte con un partido de futbol, béisbol ahora será basquetbol. Y para los jóvenes que practican el deporte, pues que sepan que ellos tienen la oportunidad de obtener un lugar en el equipo.

 

LA FRANQUICIA COMO NEGOCIO

 

Un equipo profesional siempre es un riesgo, más como éste. Éste es un equipo caro. Salvador Quirarte, nuestro presidente de la franquicia, es igual el presidente del Club Charros, él ha sabido muy bien cómo darle a la gente una buena experiencia cuando van a ver un partido de béisbol. Es importante para él que la gente se sienta segura, que no le vayan a faltar el respeto a tu hija, esposa, mamá, que sea un lugar cómodo y adecuado para la gente, desde poder tener un lugar de estacionamiento, poder tener lugares dónde comer, hasta los detalles de tener lugar limpio. Seguramente si pasamos el concepto que él ha manejado en el béisbol al basquetbol, vamos a tener éxito. Nos puede llevar un poco de tiempo, sí; pero cada vez que la gente vaya a un juego y vea a los jugadores que tenemos, el espectáculo de medio tiempo, las instalaciones, pues la gente va a regresar. Así que sí es un riesgo, pero estamos haciendo bien la operación.

 

Recomendadas:

Gloria Chilanga

Video: Capitanes en la Liga de las Américas

Video: Nataly Gutiérrez

 

COMPARTE ESTA NOTA